Cómo mantener las extensiones Hairtalk

Las extensiones de cabello natural Hairtalk se cuidan prácticamente como el propio pelo. Sin embargo, requieren de un cuidado mayor ya que las extensiones no reciben la hidratación ni los nutrientes de tu cuero cabelludo como nuestro pelo natural.

Por eso, mantener una hidratación óptima es imprescindible para conseguir unas extensiones de pelo suaves, sedosas, brillantes y saludables.

Aunque las extensiones Hairtalk estén hechas con cabello natural 100% Remy de la mejor calidad, cuidarlas mucho será la clave para que luzcan perfectas.

 Para disfrutar más tiempo de esa sensación de pelo “nuevo”, recomendamos seguir las siguientes instrucciones para el cuidado del cabello.

Cepíllate el pelo.

Cepilla tu cabello de manera regular con el cepillo para extensiones Hairtalk. Comienza siempre cepillando las puntas del cabello y despacio ve hacia arriba. Nunca utilices un peine.

Para cepillar tu cabello allá donde estés, tenemos el cepillo de bolsillo para extensiones Hairtalk, más ligero y manejable para que vaya siempre contigo.

Lavado.

Antes de cada lavado, tu cabello debe estar completamente desenredado. No laves tu cabello con la cabeza inclinada, sino siempre erguida debajo de la ducha.

Aplica uniformemente el champú para extensiones Hairtalk sobre el cabello mojado. No frotes en exceso, es mejor lavar el pelo con pequeñas presiones. Por último, aclara muy bien.

Cuidados.

Después de cada lavado, aplica una solución de bálsamo para extensiones Hairtalk ligeramente diluido al cabello. No lo aclares. Puedes aplicar acondicionador varias veces al día si lo deseas para proporcionarle a tus extensiones una dosis de humedad.

Mima tu cabello una vez al mes con un tratamiento de crema de reparación de extensiones Hairtalk para aportar nutrientes esenciales y humedad necesarias.

Secado.

Nunca uses el calor máximo de tu secador cuando seques tu pelo. Debilita mucho y además seca las extensiones.

Para dormir.

Antes de ir a la cama, ata tu cabello con una coleta suelta o trenza. Nunca te vayas a la cama con el cabello mojado ni lo dejes humedecido con una toalla durante mucho tiempo.

En el mar o en la piscina.

Protege tu cabello tanto como te sea posible contra la sal y el agua con cloro. Aclara bien el cabello después de nadar. Los minerales y productos químicos en el agua pueden convertir los reflejos rubios en un color diferente. Especialmente cuando el cabello es más poroso o está demasiado seco.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Ir a la barra de herramientas